Maquinaria de Hostelería, Recetas

¿Cómo iniciarte en el arte de hacer pasta fresca?

pasta fresca

La pasta fresca permite infinitas combinaciones. Aparece en los supermercados muy raramente pese a que ofrece unos sabores muy potentes e interesantes. Es la base de múltiples platos indispensables para quienes nos gusta cocinar en casa o queremos ofrecerla en nuestro restaurante. Lo cierto es que iniciarse en esta elaboración es mucho más fácil de lo que parece. Y nada mejor que una sencilla receta para demostrarlo y éstos días de confinamiento para probarlo en casa y ponerlo en práctica.

¿Cómo hacer pasta fresca? ¿Qué utensilios profesionales necesitamos?

Para trabajar con esta pasta no se necesitan ingredientes inusuales, aunque la maquinaria de hostelería sí que debe estar especializada. La pasta fresca no ha sido desecada para que aguante durante más tiempo. Para elaborarla solo necesitamos harina normal o de tipo doble cero, huevos y sal; así de simple. Aunque algunas recetas requieren ingredientes más específicos, estos tres conforman la base principal.

Para conseguir el tipo concreto de pasta que buscamos necesitamos ciertas máquinas para restaurante. Son muy sencillas de encontrar. Una de las más útiles es la amasadora, ya que nos permitirá preparar la masa en muy poco tiempo. Para darle la forma y realizar los cortes tendremos que recurrir a una máquina para pasta, la cual se parece y funciona de manera similar a una mandolina.

En el sector de la hostelería es indispensable contar con un cuece pasta para tener listo cada plato en el menor tiempo posible. Así, con unos pocos ingredientes y el mínimo esfuerzo, podremos deleitar con los mejores platos de pasta a nuestros comensales.

Elaborar espagueti paso a paso

Con esta sencilla receta de pasta fresca haremos una primera aproximación a este mundo. Los espaguetis son un clásico muy fácil de elaborar. Además son 100 % polivalentes, ya que hay una enorme variedad de platos en los que son los auténticos protagonistas. Elaborarlos apenas nos llevará unos minutos.

Para empezar necesitaremos:

– 250 gramos de harina de trigo regular

– 250 gramos harina doble cero

– 10 huevos

– Aceite de oliva extra virgen

– Sal

En lo que respecta a la elaboración, empezamos añadiendo en un bol las dos harinas junto a la sal y los huevos. También podemos hacerlo en una superficie lisa. En medio de la mezcla hacemos un hueco y arrojamos los huevos.

Mezclamos todos los ingredientes y vamos agregando poco a poco aceite de oliva. El objetivo es integrar todos los productos en una masa consistente y lisa. Para esto tendremos que amasarla durante al menos 10 minutos.

Una vez esté lista la masa, la envolvemos en papel film y la dejamos descansar tapada durante cuatro horas. De esta manera tendremos una masa húmeda y muy fácil de manipular.

Para darle la forma de espagueti podemos recurrir una máquina para pasta. Introducimos poco a poco la masa estirada y damos a la manivela para que se vaya cortando. Una vez concluido, añadimos un poco de harina o semolina para que la pasta no se pegue.

Con esta receta de pasta fresca podremos elaborar diferentes platos y sorprender a nuestra clientela. Si necesitas útiles de cocina, los mejores los encontrarás aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *