Consejos, Salud

Reglas básicas de higiene en la cocina de un restaurante

higiene-cocina

La higiene en la cocina de un restaurante siempre será máxima. Esta zona de trabajo es una de las más sensibles, ya que la posibilidad de contagiar una enfermedad alimentaria es muy alta. Cualquier defecto en la conservación de un alimento o una contaminación cruzada pueden desencadenar lo peor. ¿Cómo podemos mantenerla en todo momento?

Máximas para la limpieza en la cocina

La cocina de un restaurante siempre debe estar impoluta, al igual que lo debe estar una cocina industrial. Las jornadas maratonianas en estos negocios no son excusa: tras concluir cada elaboración, se limpia el lugar de trabajo y se desinfecta para seguir con la siguiente. Así, se evita cualquier contaminación o transmisión de patógenos. Sin embargo, hay muchas medidas más que tomar.

Lavado de manos

Las manos son el principal instrumento de trabajo y van a estar constantemente en contacto con los alimentos. Para evitar la temida contaminación cruzada, debemos limpiarnos a fondo las manos. Esto incluye las uñas, la cuales permanecerán cortas para facilitar esta tarea. Además, habrá que lavarlas antes y después de manejar cada producto siguiendo la técnica adecuada. En caso de corte, si la sangre cae sobre el alimento, este será desechado inmediatamente; luego habrá que curar la herida y cubrirla para evitar contactos al volver al trabajo.

Cubrirse el pelo

Sea en un obrador o en la cocina de un bar, es indispensable cubrir el pelo con el gorro adecuado. Cualquier caída del cabello puede suponer un riesgo para el alimento, y tampoco es agradable para el cliente encontrarse un pelo en su plato. Asimismo, es recomendable afeitarse para contribuir a reducir las probabilidades de caídas.

Prendas de vestir largas y cómodas

Permanecer en una cocina llega a ser agotador, más aún cuando tenemos que estar de pie durante horas. La ropa cómoda permite una mayor libertad de movimiento, a lo que contribuye que las prendas sean largas. En ningún momento apretarán o restringirán los movimientos del trabajador y tendrán que estar completamente limpias. Una prenda manchada podría causar la contaminación de un alimento.

Por ejemplo, si trabajamos con harina y no enviamos a limpiar el mandil que estemos usando, es muy probable que parte de ese alimento acabe en un plato que podría ser el pedido de la mesa de un celíaco. Esta es una medida de higiene importante, pero que a veces pasa desapercibida.

Desinfección de las superficies de trabajo

Si bien las máquinas para restaurante y las superficies de trabajo son de acero inoxidable, esto no es una excusa para no limpiarlas. Es recomendable desinfectarlas para evitar la proliferación de microorganismos, los cuales pueden llegar a colonizar un alimento cercano. Existen multitud de productos que podemos utilizar para lograr este fin, como son los que cuentan con lejía diluida.

En definitiva, la higiene en la cocina de un restaurante es esencial y debe mantenerse en todo momento. Cuidarla pasa por limpiar desde las superficies y ropa de trabajo hasta la maquinaria para restaurantes que se utilice. Solo así garantizamos la salubridad de estos establecimientos. ¡Contáctanos ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *