Maquinaria de Hostelería

¿Cómo sacarle el máximo provecho a una envasadora al vacío?

envasadora-al-vacío-fred-despí

Una envasadora al vacío es un añadido interesante para un restaurante.

En el mercado podemos encontrar todo tipo de formatos, los cuales nos ofrecen unas prestaciones u otras. Sin embargo, lo que conseguimos con todas es alargar el tiempo de conservación de los alimentos. ¿Cómo aprovecharlas al máximo?

Cómo sacar partido a una envasadora al vacío

Estas máquinas para restaurante aíslan a los alimentos del exterior dentro de un envase. Además, eliminan todo el aire del interior, lo que hace que el contenido se mantenga en buen estado durante más tiempo. Para ello, podemos utilizar bolsas de plástico, que se cerrarán de forma hermética, tarros o envases de plástico. El resultado será el mismo mientras el material sea inerte.

El uso básico que podemos darle es el de almacenar alimentos durante largas temporadas. Los microorganismos que necesiten aire para desarrollarse no podrán hacerlo. Así, la descomposición que causan tardará más en realizarse.

Al tener los alimentos en bolsas o recipientes, podemos organizar mejor las cámaras de almacenamiento. Esto incluye colocar etiquetas para saber cuándo introducimos cada pieza. De esta forma, sacaremos todo el partido tanto al espacio como a los propios productos. Aprovechar la envasadora pasa por este punto, lo que evitará que perdamos comida por no saber dónde está o cuándo se guardó.

Otro aspecto a tener en cuenta está relacionado con las posibilidades a la hora de cocinar que nos ofrece envasar al vacío. Podemos elaborar recetas a baja temperatura y obtener unos resultados interesantes. Es una forma de diferenciar nuestro establecimiento del resto de la competencia.

Asimismo, es posible envasar una elaboración, almacenarla y tenerla a disposición en el momento en el que tengamos que servirla. Esto nos permite organizar de nuevas formas los servicios y planificar con suficiente antelación el uso de los alimentos que tenemos a nuestra disposición. Conseguiremos optimizar la cocina o el obrador y los procesos que realizamos en ellos sin mayores complicaciones.

Lo que ofrece Fred-Despi

En Fred-Despi tenemos un amplio catálogo de envasadoras. Destacan la AC automática, la large L, la retráctil L y la de secado S. Cada una de ellas nos ofrece unas características y cualidades únicas, las cuales se adaptan a diferentes tipos de negocio.

La AC automática está orientada a la producción de alto volumen, al igual que las otras tres máquinas. Posee una bomba de vacío Busch de 250 m3/h y un panel de control sencillo. Por su lado, la large L está disponible en varios modelos con bombas Busch de 100 m3/h a 300 m3/h. Su consumo eléctrico se mantiene en los 380 V.

En cuanto a la retráctil L, se trata de una máquina robusta, que cierra por retractilado las bolsas y que permite introducir agua para calentarla con el fin de cocina. La de secado S está pensada para el trabajo automatizado y su velocidad destaca por encima de las demás.

En definitiva, una envasadora al vacío nos permite alcanzar el siguiente nivel en nuestro establecimiento. Ahora que sabemos cómo sacar partido a una envasadora al vacío, solo queda poner en práctica lo aprendido. ¡Contáctanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *