Maquinaria de Hostelería

Principales diferencias entre las vitrinas refrigeradas

vitrinas_refrigeradas

Las vitrinas refrigeradas constituyen uno de los elementos más importantes en el sector de la alimentación, tanto en los supermercados como en los negocios de hostelería y restauración. En el post de hoy hablamos sobre algunas de las vitrinas refrigeradas más destacadas del mercado

Vitrinas refrigeradas expositoras

A la hora de comprar una vitrina expositora para un negocio se miran muchos detalles, comenzando por el tipo de negocio. De hecho, no es lo mismo una charcutería que una carnicería, heladería, supermercado o la propia barra de un bar. Por tanto, ante esta dificultad de evaluar cuál es la vitrina que mejor se adapta a nuestra empresa, daremos algunos ejemplos de los modelos que existen en el mercado, así como las diferencias entre cada uno de ellos.

Haciendo una clasificación de las distintas vitrinas refrigeradas, se distinguen las siguientes: vitrina-mostrador (carnicerías, charcuterías, panaderías y pastelerías), murales (productos lácteos, embutidos y carne en supermercados o tiendas de autoservicio), vitrinas de conservación (helados o alimentos congelados) y vitrinas para tapas (se suelen colocar encima de la barra de un bar para proteger los alimentos).

Clasificación según el sistema de refrigeración

Vitrinas de frio estático. Son perfectas para conservar los alimentos, pues los mismos no se resecan y mantienen su grado de humedad. No obstante, hay una diferencia de entre tres y cinco grados entre la parte inferior de la vitrina y el estanque que se encuentra en la parte superior.

Vitrinas de frío ventilado. Se trata de unos expositores que mantienen la temperatura constante en todo el espacio comprendido de la vitrina, aunque presentan el inconveniente de que el producto puede llegar a resecarse. Por ejemplo, estas vitrinas harían que la carne perdiera algo de presencia, brillo y, quizás, parte de sus cualidades alimenticias.

Vitrinas de frío ventilado doble. Se caracterizan por poseer las condiciones óptimas para evitar que los helados puedan sufrir pérdidas de temperatura una vez que la vitrina se abra. De este modo, el helado se mantiene a una temperatura baja y uniforme (sobre los -14 grados).

Vitrinas de frío semiestático. Poseen numerosas y valiosas ventajas, ya que se configuran como una combinación de diferentes vitrinas. Además, también combinan las tecnologías ventilada y estática. De esta manera, mantienen el frío mediante el contacto que tienen con un ventilador, el cual mueve el aire de forma ligera. Este movimiento de aire hace que se consiga una uniformidad en cuanto a la temperatura sin que los productos se resequen o pierdan alguna de sus propiedades.

En definitiva, en función del tipo de negocio que tenga el cliente, podemos encontrar diferentes vitrinas refrigeradas, las cuales son sometidas a unos excelentes controles de calidad y humedad para mantener los alimentos en perfectas condiciones. Igualmente, todas estas vitrinas y expositores refrigerados se encargan de crear el clima perfecto para que los alimentos puedan ser consumidos en un estado ideal y cualquier negocio que precise una vitrina refrigerada tenga a sus clientes contentos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *